Actualmente los precios máximos se reducen ligeramente en comparación con 2016, situándose en torno a 2.765 euros por metro cuadrado; igual ocurre con los mínimos, que están en los 568 euros por metro cuadrado En términos generales, podemos decir que el precio más frecuente por metro cuadrado en capital de provincia se reduce, pero de forma muy ligera, pudiéndose hablar prácticamente de estabilidad.

Fuente: Euroval

Las operaciones de compraventa tienen una tendencia creciente en los últimos años, registrando un aumento de 10% en el periodo 2014-2015, un 14% en 2015-2016, y se estima casi un 20% en 2016-2017. Esta recuperación hay que considerarla en el relativamente bajo nivel actual en que se encuentra el mercado. Las transacciones de viviendas nuevas disminuyen, mientras que las de segunda mano aumentan.

Las tasaciones son un indicador de la dinámica del mercado inmobiliario, por ser una aproximación a la actividad de compraventa. Se espera que para 2017 haya un incremento de casi el 22% con respecto al año anterior.

El visado de obra nueva es un indicador adelantado de la actividad inmobiliaria. El máximo se alcanzó en 2006, llegando a las 865.150 viviendas familiares de obra nueva. Se estima que para 2017 esta cifra rondará los 73.600 visados, situándose a niveles de 2011, y en claro crecimiento. La correlación de este indicador con el indicador de viviendas terminadas es muy alto, sobre todo con un retardo de dos años, por lo que cabe esperar un crecimiento sostenido de la construcción, pero lejos de las cifras de los años anteriores a la crisis.